Conoce las diferentes actividades que puedes disfrutar en la Colina de San Antonio

La importancia de las energías renovables
8 abril, 2019
5 sitios turísticos cerca al Parque del Perro
12 julio, 2019

¿Vienes a Cali de vacaciones o por cualquier otro motivo? Si te alojas en el Hotel Karlo quedarás muy cerca de uno de los lugares más hermosos, emblemáticos y de diversión en La Sucursal del Cielo. Nos referimos a La Colina de San Antonio.
A continuación vamos a contarte qué tiene de maravilloso este lugar y por qué deberías visitarlo.

Disfruta de clases de Salsa
Cali es el lugar de nacimiento de la Salsa, por lo que mientras estés aquí, es prácticamente obligatorio que aprendas a bailar o salgas a disfrutarla. Escucharás esta música alegre en toda la ciudad y hay muchos lugares para tomar clases de baile.

Alrededor de La Colina de San Antonio vas a encontrar academias donde puedes pagar por lecciones cortas de este este ritmo. Así ya estarás listo para cuando salgas de fiesta por la noche a alguno de los bares y discotecas tradicionales de La Sucursal del Cielo.

Disfruta de los platos típicos locales
Es posible que ya hayas probado bastante comida colombiana, pero Cali es conocida por algunos platos en particular. En la Colina de San Antonio puedes encontrarlos todos en los establecimientos que rodean al parque:

Querrás tomar un cholado, un vaso de frutas mixtas cubiertas con jarabe dulce de colores y leche condensada.
Tómate una lulada, una bebida refrescante de jugo de lulo mezclado con hielo y agua.
También hay pandebonos, hechos de pan preparado con harina de maíz, relleno de queso, que se come normalmente en el desayuno.
Puedes disfrutar también de las marranitas y los maduros aborrajados. Las marranitas son un plato increíble: trocitos de chicharrón de cerdo fritos envueltos en masa de plátano maduro frita.
Arroz atollado es un plato de arroz con cerdo, pollo, papas y otras verduras.
El Champús es el plato más original de todos, una mezcla de maíz con jugo y trozos de lulo que se come con cuchara.

Da una vuelta por la Iglesia de San Antonio
Construida en 1747, esta pequeña iglesia se encuentra en lo alto de la Colina de San Antonio. Alberga valiosas tallas quiteñas, estatuas de los santos de madera tallada del siglo XVII, que representan el estilo conocido como la Escuela de Quito. Las monjas del convento (ubicadas detrás de la iglesia) pueden abrirlas si está cerrado.

Viaja en el tiempo visitando el tertuliadero La Colina
Este híbrido amigable entre bar y tienda de barrio, a unos cuantos minutos de La Colina, ha existido por más de 70 años. La cerveza a buen precio es acompañada de salsa clásica y boleros. Es uno de los lugares de reunión favorito de caleños y visitantes antes de salir a bailar hasta altas horas de la noche.
El Hotel Karlo es uno de los mejores hoteles de la ciudad debido a su ubicación central en el tradicional barrio San Fernando. Desde allí podrás disfrutar de todos los lugares de gastronomía, rumba y diversión en La Sucursal del Cielo.